carboncillo 2002


1 comentario:

cgv dijo...

Toda la ternura de la paternidad se refleja en este retrato tan hermoso